Instagram es la segunda red social tradicional más exitosa en cuanto a usuarios activos, por lo que la creación de contenido en dicha red social va en incremento.

De acuerdo a una investigación realizada por Hootsuite se conoce que después de Brasil, los países latinoamericanos con más usuarios de Instagram son México y Argentina.

Debido a este incremento, parece importante hablar de Marisol Iturrios Acosta, una mujer mexicana, quien desde hace tres años se ha enfocado en difusión cultural del sector literario. Es la creadora de Leamos un poco, el club de lectura de Melymbrosia y co-creadora de De lector a lector Podcast.

Ha escrito reseñas en medios de comunicación, organizado paneles para la promoción y difusión de editoriales independientes mexicanas; ha dado pláticas de historia; ha estudiado la vida y obra de Virginia Woolf e impartido pláticas y talleres sobre la autora; ha colaborado con editoriales como Textofilia, Universo de Libros, y Par Tres.

Los inicios de Leamos Un poco

El impulso para iniciar con la creación de contenido por fue una prima con quien platicaba mucho de libros, quien en alguna ocasión le dijo que se creara un blog sobre lo que lee. “Decidí hacerlo en Instagram. Cuando abrí mi cuenta fue cuando me percaté del mundo gigantesco sobre gente dedicándose a la creación de contenido”.

Sin tener tanto tiempo de haber iniciado ya recibía comentarios positivos a cerca de lo que compartía. Incluso le han mandado mensaje directo para agradecerle lo que hace. “Ese tipo de personas hacen que digas que valió la pena quedarse un día editando tal vídeo o investigando sobre el tema”.

En sus inicios, una de las mayores sorpresas de Marisol Iturrios fue al momento de investigar para algún contenido fue al enterarse que el poema de Netzahualcóyotl Mi hermano el hombre era falso. “Me decepcionó saber que fue una falsa creación del gobierno después de la revolución para inspirar y avivar el espíritu patriótico”.

El desarrollo de la creación de contenido en Instagram

En estos meses ha tenido el enfoque de hablar sobre escritoras mexicanas que publican en editoriales independientes dentro del país. Este hecho no quita que lea también a editoriales corporativas.

Iturrios Acosta afirma que la creación es espontánea, que pueden surgir hasta de charlas informarles. Le pasó con Cartas a Eliza con quien tiene un podcast que se llama de Lector a Lector. “Me preguntó si había pensando alguna vez en hacer alguno y le dije que sí. Al día siguiente estábamos poniéndolo en marcha grabando con nuestros celulares hablando de Julio Verne”.

Asimismo, hace hincapié en que el mayor reto en la creación de contenido es el consumo general de las redes sociales, sobre ir contracorriente en comparación al contenido de moda y estilo de vida. “Cuando veo que mucha gente sigue a cuentas que hablan de arte, historia, cultura me da mucho gusto, porque así sean unos segundos de la duración de un reel, aprendes, y qué maravilloso decir que hoy por ese contenido has aprendido algo nuevo”.

Virginia Woolf y el comienzo del Club de lectura

El Club de lectura que dirige ahora, que está enfocado en Virginia Woolf, surge de esa misma manera, sin alguna planeación concreta. Conoció a Woolf leyendo Al faro y le gustó aunque no le entendió. Sin embargo, sabía que le había gustado. Posteriormente leyó a La Señora Dalloway y le pasó exactamente lo mismo.

“Algo me decía que ese sentimiento no se podía quedar así, por lo que empecé a investigar sobre ella, y di con ensayos, y críticas. Me empecé a obsesionar porque había algo, pero como lectora no estaba lista”. Decidió cambiar su ritmo de lectura, y las cosas que leía empezaron a ser totalmente distintas. Poco a poco se leyó su biografía, sus cartas, diarios, novelas, estudios de ella, cuentos y desde entonces ha sentido que ya le entiende.

Entre una de esas investigaciones percató muchos comentarios similares a que no le entendían. También observó que lo más mencionado de ella era sobre su suicidio y romances que tuvo. “Que se mencionen cosas así de una escritora se me hace una cuestión bastante superficial y de verdad que esto no se puede quedar así. Debo hacer algo”.

“Hay gente que no tiene el tiempo para investigar sobre el Londres en el que vivió, el psicoanálisis o de su vida que son el todo que conforman su escritura”

Por lo que este año cuando se cumplieron 80 años de su muerte hizo platicas gratuitas acerca de ella, donde se abarcaron aspectos de su vida, influencias sociales como el psicoanálisis, la pintura, la música, la guerra, así como dar contexto de la mitología, porque son aspectos que están plasmados en sus libros.

Pero ¿por qué Virginia Woolf?

“Yo creo que a las personas que nos gusta el arte, hay algún artista que no hace sentir diferente la experiencia de disfrutar lo que ha creado”.

Marisol recuerda perfectamente que al leerla, aún con el sentimiento de no entenderle completamente le estaba produciendo algo. Sentía los colores en sus descripciones, y cada uno de los escenarios o momentos de los que habla. “Te da impresiones que te hacen sentir un todo de la novela, como cuando te deja percibir tonalidades en la lectura al decir dice que el amor para ella es un rojo rubí”.

De la misma manera, considera que no es una narradora que te da las cosas fáciles, escribe mucho sobre sensaciones y situaciones sin describirlas. Lo que más le gusta es que sus historias de vida, las convierta en arte.

“Se habla mucho de ella sobre una escritora deprimida, pero poco se habla de la influencia que tenía en Londres, estando en las mismas fiestas que Churchill, y otras personalidades así. Es alguien que dejó un legado y que no únicamente se suicidó, es importante ver todo el contexto”.


También te puede interesar: Vida sin filtro: ¿Qué estamos consumiendo en las redes?

Síguenos en Google News