Varios municipios son muy conocidos en las tierras yucatecas y cada una de ellas tiene una característica particular. La comisaría de Kimbilá se conoce por tener una gran variedad de piezas bordadas artesanalmente.

Pero, ¿y el bordado a maquina?

Y si bien sabemos que las maquinas pueden hacer varios bordados, como el punto de cruz, se sigue apreciando que el trabajo sea hecho a mano, incluso se prefiere que sea hecho de este modo, pues consideran que el bordado es parte de la identidad de Kimbilá. Además, logra ser evidente cuándo es hecho artesanalmente y cuándo hecho por una máquina. Esto no quiere decir que no se vendan las piezas que están bordadas por máquinas.

Por lo tanto, es de importancia hacer hincapié en valorar el trabajo artesanal. A una persona le puede tomar toda una jornada laboral hacer una pieza de manera artesanal y a las máquinas unos cinco minutos.

En cuanto a los precios

Cuando son a maquina el costo es más bajo, porque no es prenda única. Si se trata de una pieza artesanal sube significativamente y empieza a oscilar entre los 2 mil pesos o más, varía del tipo de pieza y del bordado que sea. El punto más caro suele ser el de cruz.


También te puede interesar: La artesanía viva: Conoce la historia del Maquech

Síguenos en Google News