El 25 de noviembre se conmemora Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, por lo que el día jueves, se llevó a cabo una marcha que dio inicio desde las 17:00 hrs en mejorada con aproximadamente 300 personas reunidas. 

El 24 de noviembre, el día previo a la marcha se realizó la instalación de la antimonumenta donde se llevaron a cabo las consignas. Unas mujeres pertenecientes a un colectivo hicieron guardia y velaron toda la noche del 24 y madrugada del 25 para resguardarla y evitar que se retire o se dañe. 

Marcha 25N Mérida, Yucatán
Fotografía por Estefania Lara

Durante la marcha se manifestaron las madres de las mujeres víctimas de feminicidio quienes denunciaron nuevamente las violencias que sufrieron por el sistema de justicia. Del mismo modo se denunciaron también a violadores. Algunas madres de familia expresaron que los padres de sus hijxs no las dejan verlxs mencionando que eso es como no estar viva. Hubieron mujeres de todas las edades para hacer ruido y que la gente voltee a ver las consignas de los carteles.

Las experiencias de algunas participantes

Laura Cancino, participante de la marcha, declara que cuando estás ahí lo más relevante que sientes es la cuestión de acompañamiento. Pese a que tiene amigas y hermanas que siempre han estado junto a ella, nunca había sentido un acompañamiento de hermandad con tantas mujeres.

También destaca el hecho de que la acompañara su mamá y su nana le hizo sentir el orgullo del linaje que la caracteriza. Una de las cosas que más sintió fue la disponibilidad al cambio. La generación que pertenece su nana y su madre es diferente a la de ella. “Me parece increíble que pese a tantos pensamientos y preceptos han cambiado  se dijeron: ya es momento de emprender. Que fueran conmigo es un simbolismo muy fuerte de dejar todo eso atrás y darle chance a todas estas cosas que están cambiando al mundo”. 

manifestantes
Fotografía por Estefania Lara

Por otro lado, Estefania Lara, quien también participó en la marcha, se llevó un golpe de realidad. “Ver estas noticias en redes sociales y revistas es muy crudo. Tener a las mujeres que han sufrido violencia de frente genera mucha rabia”. 

Declaraciones y consignas 

marcha manifestante
Fotografía por Laura Cancino

Una de las consignas más fuertes y de las que llamó la atención fue la de ‘Mérida no es blanca, es feminicida’. Debido a que atenta con la idea que se quiere vender a la gente que viene a Mérida, como la ciudad segura, tranquila e incluyente que se preocupa por las mujeres y las minorías.

“Creo que es mi consigna favorita de la marcha de este año. Mérida no solo es una ciudad feminicida sino es una ciudad homofóbica, clasista, racista y está lejos de ser incluyente. Es íntimamente relacionado con ser una ciudad conservadora y aspiracionista a ser blanca y europea por el reflejo de ser colonial. Es una cuestión que tiene muchos factores que influyen”, añadió Laura Cancino.

También comentó la importancia que desde donde estemos se contribuya a esta realidad del cambio. “Llamese lucha, haciendo arte, ciencia o criando pero siempre con eso presente. Cambiar las realidades hoy nos otorgará un futuro que sea más seguro y más digno para vivir”. 

consignas de la marcha
Fotografía por Estefania Lara

Del mismo modo, Estefania Lara, considera que cada consigna es muy fuerte y demuestra muchas cuestiones de la ciudad. “Lamentablemente Mérida es doble moral. Yo me pongo a pensar en los feminicidios cerca de la periferia donde los feminicidios ni siquiera son catalogados así. Una se pone a evaluar el privilegio y suerte del pedazo de suelo donde está parada”.

Al final de la marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, los carteles se pusieron al frente y detrás de la pared de la anti monumento donde se pintaron los nombres de hombres abusadores y de las mujeres víctimas de feminicidio.


También te puede interesar: Camila Rosa: La lucha de las mujeres por medio de ilustraciones

Síguenos en Google News