Con la temporada de Día de Muertos es común observar en los mercados y en los puestos callejeros la venta de la tradicional flor de Cempasúchil. Esta icónica flor envuelve una sin igual historia que refleja, en gran medida, la historia de todos los mexicanos y de nuestros ancestros.

La flor de Cempasúchil ha permanecido inmersa en nuestra cultura por cientos de años. Desde el monolito de la diosa azteca de la luna, Coyolxauhqui, hasta en los hermosos altares del presente.

Esta bella planta, además de ser parte de la tradición mexicana, también posee una interesante importancia en aspectos económicos, médicos y más.

Cempasúchil-asiesmerida

Tagetes, Cempasúchil para los cuates

En México, esta flor es dueña de diferentes nombres. Cempasúchil, cempoalxóchitl, cempaxóchitl, cempoal o zempoal (en náhuatl “flor de veinte pétalos”). Sin embargo, su nombre oficial es Tagetes erecta, especia de la familia Asteraceae.

Cempasúchil-asiesmerida

Habita en estado silvestre, madura entre los 100-120 días y se estiman 35 variedades de cempasúchil en nuestro país, según el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas. Y sí, es nativa del territorio mexicano.

Historia de la Flor de Cempasúchil

Esta flor fue parte de múltiples ceremonias dentro de la civilización nahua y mexica. Para los últimos, era considerada como un símbolo de vida y muerte.

De igual forma, asimilaban el color amarillo de la planta con el sol y por ello era utilizada en diferentes rituales como ofrenda y entierros dedicados a sus muertos..

También, se han encontrado varias representaciones de la flor en el arte azteca. Tal como se ve en el monolito de Coyolxauhqui, emulando su soberanía o muerte.

Coyolxauhqui-asiesmerida

Posteriormente, la obra Historia general de las cosas de Nueva España de fray Bernardino de Sahagún nos brindó un registro documental del uso ceremonial y medicinal del Cempasúchil dentro de las civilizaciones prehispánicas.

Sahagún igual comparte el papel de la flor en los rituales de la fiesta religiosa mexica del mes Tecuilhuitontli, donde se celebraba a la diosa de la sal Huixtocíhuatl. Los asistentes de la ceremonia portaban en las manos unos “cempoalxóchitl” y otros iztáuhyatl (Artemisia mexicana).

Bernardino de Sahagún-asiesmerida

Día de Muertos

Como muchos sabrán, el Cempasúchil abunda el 1 y 2 de noviembre durante las festividades de Día de Muertos. Igualmente, es usada para adornar altares y tumbas en la tradicional festividad maya “Hanal Pixán”.

Se realizan senderos con los pétalos de Cempasúchil para guiar a las almas hacia los banquetes que los esperan en sus altares o tumbas.

Día de muertos-Cempasúchil-asiesmerida

Usos Medicinales de la Flor de Cempasúchil

Puede ser utilizada para padecimientos digestivos, fiebre y para enfermedades respiratorias. También, puede aprovecharse para tratar problemas en la piel (verrugas, salpullido, llagas, etc.).

carotenoides-asiesmerida

Asimismo, los pigmentos de la Tagetes erecta se deben a la presencia de carotenoides, de los cuales el principal es la luteína, asociada con la prevención de enfermedades oculares como cataratas y degeneración macular. Por lo que conviene ingerir este colorante natural en lugar de artificiales.

De igual forma, estudios muestran la efectividad de estos carotenoides en la prevención de la enfermedad de las arterias coronarias, infartos, vejez y cáncer.

¿Cómo se implementa en la industria?

Con su colorante natural se pueden teñir objetos, prendas y alimentos. En la avicultura se utiliza como pigmento natural y aditivo orgánico para el alimento de gallinas. Así, dichas aves, y sus huevos, aumentan su coloración amarillenta.

En la agricultura se usa para repeler los nematodos que atacan cultivos. También sirve para probar y crear abonos naturales y artificiales debido a su alta estabilidad; para la elaboración de cervezas artesanales, nieves o pulque.

Sin duda, esta es una flor que nos cautiva no solo por su color, su textura y su olor, sino por toda la historia y tradición que emanan de ella. Además que se cosecha, precisamente, en la temporada de Día de Muertos.

Ahora que sabes más sobre la Flor de Cempasúchil o flor de muerto, platícales a tu familia esta fascinante historia de la tradición mexicana.

¿Quién es el principal productor de Flor de Cempasúchil?

El estado de Puebla ocupa el primer lugar en la producción de esta flor, en 2019 la producción es ese estado superó las 14 mil 900 toneladas. Su diversidad es extensa, en México se estima la presencia de 35 especies de las 58 referidas para América.

La tradición marca hacer senderos con pétalos de cempasúchil, desde la entrada principal hasta el altar de la casa con la finalidad de guiar a las almas al banquete dispuesto en su honor.

Lamentablemente, China desplazó a México como un productor industrial de cempasúchil. ¿A qué se debió? Empresas mexicanas que de 1960 a 1990 controlaron la agroindustria del cempasúchil (como Bioquimex, Alcosa, Prodemex) comenzaron a trasladar su esquema productivo a países como China, Perú e India.

Ellos consideraron la ventaja comparativa que representaba en ese momento la mano obra más barata y abundante en esos países. Hasta hoy la pizca de la flor de cempasúchil se realiza de manera manual, lo que incrementa sus costos de producción.


También te puede interesar: ¡No te pierdas el Pixán Fest en el santuario de girasoles!

Síguenos en Google News