Sabemos que es importante cuidar la alimentación  para el desarrollo del cuerpo, o eso es lo que siempre nos dicen, pero ¿por qué? ¿Cómo influye mi nutrición en esto? La MNC. Fátima Buenfil Rello, quien es investigadora clínica en metabolismo y genética nos cuenta más a cerca de este tema, con un plus sobre el metabolismo después del COVID-19.

Empecemos por lo sencillo, recordando que el metabolismo es la actividad que realiza nuestro cuerpo con los nutrientes y para su proceso son divididos en: anabolismo y catabolismo. El anabolismo es la construcción a partir de moléculas simples a complejas y catabolismo, por el contrario, transforma/desdobla las sustancias compuestas a simples.

La célula debe obtener energía para hacer funcionar los órganos en el cuerpo sobre todo los que son vitales como el corazón; que requiere de mucha energía, y el cerebro; que principalmente obtiene dicha energía de la glucosa. A diferencia del riñón, solo usa un 10% de la energía de nuestro cuerpo.

“Un ejemplo para dimensionar a grandes rasgos es como mantener encendido un Ferrari y todo el tiempo está usando esa energía que tiene como gasolina”. Justo eso pasa con el cuerpo humano. Si mantienes a tu cuerpo fuera del sedentarismo estará quemando calorías y la memoria muscular se activará.

Por lo que al consumir alimentos saludables tu cuerpo estará con un buen funcionamiento. Claro que aquí también entran cuestiones como la genética y aunado a eso las distintas circunstancias que vivimos, como pueden ser las enfermedades.

¿Qué ocurre con mi metabolismo si tuve COVID?

Ahora bien, en cuanto a las condiciones del metabolismo después del COVID se abre una gran brecha desconocida. Aunque no deja de lado la importancia de llevar una buena alimentación.

Que ojo, a nadie le afecta de la misma manera, pues depende de las enfermedades metabólicas que ya tengas (como resistencia a la insulina u otros factores). Por eso un gran consejo que nos da Fátima Buenfil es controlar los niveles de azúcar para así mejorar que la mortalidad o grado de virulencia sea menor.

Hay alimentos que ayudan el metabolismo, sin embargo, la clave es siempre estar en movimiento para evitar que el metabolismo se vuelva lento.

Aunque en el metabolismo después del covid se busca proteger al organismo tratando de comer alimentos que sean de bajo índice glicémico, pues son alimentos con fibra y el contenido de carbohidratos es menor a comparación de otros.

También buscar consumir cítricos con vitamina C (de los más ricos en esta vitamina es la chaya) que resulta mucho mejor en su forma natural que en multivitamínicos.

Así que para subir el sistema inmune (post COVID o no) es de mucha ayuda la vitamina C, y D. Se ha comprobado que quienes tienen bajo nivel de vitamina D aumentan su mortandad.

Por ello es importante agregar a nuestra dieta el huevo, pescado, lácteos, entre otros. Claro, esto sin dejar a un lado las demás vitaminas como la A que ayuda a fortalecer los pulmones.

Sin olvidar que cuando uno se enferma tiene que aumentar el consumo de cada una de estas fuentes porque el cuerpo ya ha tomado lo que tiene para defenderse y los niveles que se tenían antes ya han bajado. Sin destinar cantidades en general, sino de forma personalizada.

Entonces… ¿sí mejora?

El metabolismo es muy flexible. Atrévete a darte la oportunidad de cuidar tus órganos. El hígado puede desintoxicarse, las arterias desinflamarse y así con cada uno para ir mejorando tu metabolismo.

Ahora bien, ¿cuántas veces se ha hablado del tema de la alimentación o del metabolismo después del COVID? No se habla o queda aislado.  Aunque pudiese parecer desapercibido quien ha hecho campañas del tema han sido las redes sociales y otras plataformas.

Justo por ello es que hay desinformación y creencias que no ayudan a saber lo que realmente pasa. Hasta se sacaron test de probabilidades de salir positivo al virus SARS-COV dificultando e invisibilizando a la gente que sí se estaba tomando el tiempo de informar a la población.

Asimismo, tampoco se llevaron a cabo campañas de concientización donde se tome en cuenta la salud mental y alimenticia.

Del mismo modo concluyo agregando que sin este tipo de información, ¿de qué manera podemos determinar que estamos saludables o fuera de riesgo?

Y aún teniendo experiencias propias con personal de salud e intereses de mi parte hacia estos temas me demostró cómo no soy consciente de cómo está mi glucosa actualmente. Que no por estar delgada o sentirme cómoda me quite esa preocupación de mi salud. El exceso de grasa no tiene que ver con el volumen del cuerpo.

Lo que más impresiona es la cantidad de enfermedades que puedes llegar a contraer por no revisar tu salud. Entre ellas pueden ser: cardiopatías, diabetes, artritis, hasta cáncer. Sino cuidas tu metabolismo hoy, los años cobrarán factura.

Reiterando que toda la información dicha ha sido posible por la entrevista con la MNC. Fátima Buenfil, quien se encargó de explicarme las cosas a detalle. Te invito a conocer más de tu estado metabólico y sobretodo no pasar por alto los chequeos ni las medidas preventivas correspondientes.

Prioriza visitar a gente especializada para consultar tu salud médica. Evita la información sin fundamentos para evitar cualquier tragedia.


Lee también: Películas grabadas en Mérida, ¿ya las viste?

Síguenos en Google News
Quizá te pueda interesar

5 series y películas feministas de Netflix

En la actualidad, las series y películas han buscado incluir los temas…

Las nuevas políticas de OnlyFans abre una brecha de ideologías

Es una plataforma conocida por el contenido sexual. Ahora las nuevas políticas…

Violencia obstétrica: ¿Por qué las mujeres temen estar embarazadas?

La violencia obstétrica se ha vuelto más real, entre historias y quejas…